Si eres conductor

Si eres conductor y te encuentras con ciclistas en la carretera, lo más importante son los hábitos y conductas que tienen que ver con el respeto y el conocimiento de las reglas de circulación.

10 consejos que debes seguir:

  1. A la hora de adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas es imprescindible dejar al menos una separación lateral de 1,5 metros, que es la distancia mínima legalmente establecida. Si no hay espacio suficiente, espera para evitar riesgos innecesarios.
  2. Cuando vayas a adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas, reduce la velocidad. Adelantar a gran velocidad a un ciclista puede provocar que el usuario de la bicicleta se desequilibre y se caiga debido a las turbulencias de aire generadas por el automóvil al pasar.
  3. En carreteras poco transitadas utiliza el claxon para avisar al ciclista de tu proximidad, pero no lo hagas demasiado cerca ya que podría asustarse y caer al entender que se encuentran en una situación de riesgo.
  4. Circula siempre atento a las maniobras de los ciclistas, ya que se tratan de vehículos que pueden realizar maniobras con rapidez y agilidad. Precaución ante todo, especialmente en entorno urbano.
  5. Recuerda que un grupo de dos o más ciclistas pueden circular en paralelo según la Ley de Seguridad Vial así que no toques el claxon para recriminarles su actitud: Circulan de manera legal. Ten paciencia y adelanta al grupo cuando no exista ningún riesgo.
  6. Señaliza todas tus maniobras con suficiente antelación para advertir a los ciclistas que estén próximos y no hagas frenadas o giros bruscos.
  7. La normativa dictamina que los ciclistas tienen prioridad respecto a los coches por lo que si quieres girar a derecha o izquierda, entrar en un cruce o en una rotonda tienes que esperar a que pase el usuario de la bicicleta. En el caso de un grupo de ciclistas, cuando el primero del grupo entra en un cruce o en una rotonda debes dejarlos pasar a todos.
  8. Recuerda que en carreteras de un carril por sentido, está prohibido adelantar a otro vehículo si viene un ciclista por el sentido contrario.
  9. Al estacionar, echa un vistazo al espejo retrovisor antes de abrir la puerta del coche, especialmente en calles y caminos estrechos, por si un ciclista se aproxima detrás nuestro.
  10. Ojo en las carreteras de montaña. En los descensos prolongados con curvas, está permitido que los ciclistas abandonen el arcén circulando por la parte de la calzada que necesiten, siempre por la derecha. Hay que estar especialmente atento a esta circunstancia si hay condiciones de visibilidad reducida (por ejemplo, niebla).

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada