La playa

Las playas son ecosistemas que están en transición entre el medio marino y el terrestre y tienen una función fundamental de protección de la costa. Las playas son el hábitat de muchas especies que viven tanto en la zona sumergida de agua como en la parte emergida cubierta de arena. En esta última parte y perpendicularmente al mar, se forman extensas áreas de dunas que constituyen una gran reserva de arena para alimentar las playas.

No obstante, hoy en día gran parte de las playas del litoral no disponen de estas zonas dunares porque la gran mayoría han sido urbanizadas con la construcción de paseos, instalaciones y edificios de todo tipo. Este hecho, sumado al elevado número de espigones marítimos presentes a lo largo del litoral, están causando el desequilibrio de las playas, las pérdidas de arena y la necesidad de añadir más artificialmente.

La contaminación del agua del mar es otro factor que también afecta a la salud de las playas. El vertido incontrolado de residuos y sustancias tóxicas al río y al mar pone en peligro la vida de muchas especies, así como la imposibilidad de poder disfrutarlas como zona de baño.  

 

- Tiremos los residuos que generemos a las papeleras que hay en la playa. Llevemos siempre una bolsa con nosotros para recoger la basura. Evitaremos que esta se ensucie.

- Apaguemos bien el cigarro y antes de tirarlo a la papelera. Podemos llevar un cenicero o un recipiente para apagarlo y guardarlo, pero no lo dejemos en la arena.

- Dejemos el coche en las zonas habilitadas para aparcar y accedamos a la playa por los accesos a pie. Evitaremos estropear las plantas y animales que viven en las zonas dunares de la playa.

- Seamos respetuosos con los demás y procuremos no levantar arena ni gritar. Crearemos un ambiente más amable y podremos disfrutar mejor de la playa.

- No llevemos al perro a pasear por la playa. Evitaremos molestar a los demás. 

- Respetemos las indicaciones de los vigilantes de la playa cuando nos digan que el estado del mar es peligroso y no nos podemos bañar.

- Hagamos nuestras necesidades biológicas en los lavabos de la playa y no dentro del agua ni en la arena. 

- Hagamos un uso racional del agua de las duchas. 

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada