Colonias felinas. Proyecto CES Alboraya

  • Los gatos callejeros forman parte de la fauna urbana en las ciudades y por lo general pasan desapercibidos, se hacen de notar y generan molestias cuando se produce superpoblación, es decir, cuando nos encontramos ante colonias felinas incontroladas. Son animales que han regresado a un cierto grado de estado salvaje. En su día fueron gatos domésticos perdidos o abandonados, que se han habituado a vivir en la calle al aire libre, en almacenes, edificios abandonados, etc. Aún así, dependen de los humanos para alimentarse, bien de un voluntario cuidador, bien de restos que encuentren en la basura, por eso viven cerca de los humanos.
  • El Ayuntamiento es el organismo competente para adoptar medidas en la gestión de los gatos callejeros. La Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat Valenciana, sobre protección de los animales de compañía establece en su artículo 17.1 que:

“Se considerará animal abandonado o errante, aquél que no lleve ninguna identificación referente a su origen o acerca de su propietario ni vaya acompañado de persona alguna. En dicho supuesto, el Ayuntamiento deberá hacerse cargo del animal y retenerlo hasta que sea recuperado, cedido, o si generara un problema de salud o peligro público, finalmente sacrificado.”

Capturar y sacrificar a los gatos, no solucionará el problema, puesto que seguirán existiendo fuentes de alimentación (gente, basureros,etc.) y refugios. Los gatos de las zonas vecinas vendrán a cubrir el hueco dejado por la colonia eliminada.

No es sencillo encontrar un lugar donde realojar a los animales, tampoco lo es domesticar un gato adulto asilvestrado, por tanto exceptuando cachorros, la adopción de animales, como única medida, no acabaría con la problemática.

  • El Ayuntamiento lleva a cabo desde hace años la gestión de las colonias felinas mediante un sistema denominado C.E.S. (Captura, Esterilización y Suelta).

Con la colaboración de voluntarios cuidadores autorizados por el Ayuntamiento, se captura a todos o a la mayoría de los gatos de una colonia, que serán esterilizados gracias a un convenio del Ayuntamiento con el Hospital Veterinario CEU de Moncada, y devueltos a su territorio. (artículo 21 Ordenanza Tenencia y Protección Animales, B.O.P. nº91 15/05/17)

Los voluntarios cuidadores, suministran comida y agua a los gatos de la colonia, ocupándose también de la limpieza de ésta. Además vigilan el estado sanitario de éstos, trampean y esterilizan animales nuevos silvestres, y retiran a los domésticos y cachorros que puedan ser socializados.

Información Relacionada

Documentación Relacionada