| 23/02/2018

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Alboraya aprueba la adhesión a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras

La iniciativa, propuesta por la concejalía de Educación pretende garantizar el derecho fundamental a la educación de todos los ciudadanos, independientemente de su edad

Momento del Pleno Municipal

En total se aprobaron 9 mociones, varias de ellas institucionales y enfocadas a la igualdad, mejoras en el ambulatorio de Racó de Sant Llorenç o referidas al Punto de Atención Continuada, entre otras

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Alboraya ha acordado por unanimidad la adhesión del municipio a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, una entidad cuya colaboración permite hacer extensivo a toda la ciudadanía el derecho fundamental a la educación, en todos los ámbitos y edades. Gracias a ello, se pretende mejorar la coordinación de cualquier iniciativa orientada a la formación de las personas, no sólo en conocimientos sinó también en valores, al contar con un amplio consenso y poder colaborar con otras ciudades educativas para aprender de sus experiencias.

La iniciativa, propuesta por la concejalía de Educación que encabeza Ana Bru, nace tras cumplir la localidad con muchos de los requisitos necesarios para ser ciudad educadora, como es la existencia de la Escuela de Adultos, los programas intergeneracionales como Conectando Generaciones y esfuerzos dirigidos a la inclusión (los centros Pas a Pas, Món Gran, Sawabona o la ONGD Menuts del Món), entre otros.

La sesión del Pleno Ordinario del 19 de febrero de 2017 también aprobó definitivamente la Cuenta General de 2016 tras la exposición al público y realizó reconocimientos extrajudiciales de créditos para atender convenios de pago de deudas de ejercicios anteriores con entidades como el EMTRE, la Confederación Hidrográfica del Júcar o el Consorcio del Pactem Nord. Asimismo, se modificaron créditos para atender el Plan de Playas de 2018 con el fin de mejorar el servicio atendiendo a las necesidades en las instalaciones y el mobiliario o adquirir embarcación de salvamento.

Nueve mociones se llevaron a aprobación, varias referidas a la igualdad y el reconocimiento a las mujeres presentadas por el equipo de gobierno y los grupos. Fueron institucionales las mociones que aprobaron la redacción del Plan de igualdad y las actuaciones previstas por la Agente de igualdad recientemente incorporada a la plantilla gracias a una subvención de la Generalitat, así como una moción algo reiterativa presentada por Compromís y hecha institucional que reclamaba que en todos los ámbitos de actuación del gobierno se tuviese en cuenta los principios y objetivos de Igualdad, tal como recogerá el Plan de Igualdad igualmente aprobado propuesto por el equipo de gobierno y como recoge el compromiso adquirido en la moción institucional aprobada para la adhesión formal al Pacto Valenciano Contra la violencia de género.

También se hizo institucional una moción presentada por el PP que reclamaba que la Consellería aprobase las mejoras previstas en el ambulatorio de Racó de Sant Llorenç. El equipo de gobierno explicó que se han tramitado los documentos ya para acceder a la subvención prevista por la Conselleria.

Por otra parte se hizo institucional una moción que inicialmente presentó el grupo de Ciudadanos que reclamaba que se mantuviese el servicio de la ambulancia de urgencias de Massamagrell al que deben acudir los vecinos de Alboraya. La Consellería, ante las consultas del alcalde, confirmó que no tiene prevista la supresión de la ambulancia. Aún así la moción se estudió por los grupos y se incluyó un punto a petición del gobierno que recuerda que Alboraya en sus demandas de mejoras a la Conselleria, incluyó hace tiempo la posibilidad de que el Punto de Atención Continuada al que se asigna Alboraya, dada su población y teniendo en cuenta que se ha de atender a sus tres núcleos, estuviese situado en Benimaclet o en Alboraya, en vez de tener que acudir hasta Massamagrell. Esa petición está en estudio. Lo que sí consiguió el alcalde en sus negociaciones al inicio de la legislatura fue el aumento de dotación de médicos y enfermera que se reclamaba desde hacía años al anterior responsable de la Conselleria de Sanidad.

Otras mociones aprobadas se refirieron al apoyo a la Huelga del 8 de marzo de IU o el PSOE o una moción de Compromís e IU que salió adelante con los votos favorables de todos los grupos y la abstención del PP que solicitaba el abandono del Consell Jurídic Consultiu del expresidente Camps, así como la apertura de expediente para cambio de nombre del parque García Antón con la participación ciudadana preceptiva que presentó Compromís y que apoyaron todos los grupos excepto el PP.

Tras el Pleno Municipal, el Ampa del Ausiàs March tomó la palabra para pedir una solución al solar ubicado junto al colegio, fruto de la demolición de unas viviendas en las que se había detectado aluminosis. El Ayuntamiento de Alboraya les ha ofrecido en reiteradas ocasiones la posibilidad de alquilárselo mientras permanezca sin construir para mantenerlo y de paso ofrecer servicios al barrio y otros usos para el Ampa del Ausiàs March. La especial dificultad de acuerdo entre los numerosos propietarios ha impedido esta solución y desde el Consistorio, tras la reiteración del AMPA, se acordó con el Consejo Escolar exigir una inmediata solución ya definitiva a los propietarios del solar o al comprador, que aseguran que ya tienen, en cuanto al vallado y conservación de la zona anexa.

Momento del Pleno Municipal

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada